sábado, 5 de abril de 2014

EL ESPÍRITU DEL POZO (CUENTO)

EL ESPÍRITU DEL POZO
En la casa de mis padres había un gran pozo de brocal, de donde sacábamos el agua, salobre, fresca y tintineante.
Siempre supe que el pozo estaba vivo, solo que era un gran monstruo dormido. Tenía debajo del agua cristalina un espíritu hondo y oscuro que el día que despertará nos destruiría a todos.
Algunas noche lo había oído rezongar, entonces juntaba todas mis pertenecías para huir, para salvarme, para no morir devorado por aquel monstruo insaciable. Pero por el momento nada sucedía.
En ocasiones cuando me acercaba al brocal a sacar el agua, al golpe del balde, veía como se revolvía el agua, se ponía negra y el monstruo sacaba unos de sus tentáculos. Entonces le hablaba, lo tranquilizaba y le decía que todavía no era tiempo, que esperara un poco más que  yo aún era un niño.
Que sabía cómo se había llevado al abuelo pero que él ya había vivido lo suficiente, también como se había llevado al mozo del pago herido de mal de amor. Cuando le hablaba así con mi voz inocente  el agua quedaba mansa y yo retiraba el balde cargado de aquel líquido vivificante.
Pero una noche de tormenta, de rayos salidos del mismísimo infierno que cruzaban el firmamento, sucedió lo tan temido, se sintió un gran ruido, estridente, agudo, quebradizo. Entonces me asomé a  la ventana y vi como  uno de los tentáculos del monstruo había roto el brocal del pozo y por la brecha abierta en el ladrillo manaba un gran chorro de agua sanguinolenta.

Junte mis cosas, monté a caballo y salí, desde la portera eche una última mirada. El brocal del pozo se había rasgado por cuatro partes de donde salía agua a borbotones, inundándolo todo, ahogando y destruyendo todo a su paso. "Talonie" al caballo para que saliera al galope y me perdí en las inmensidades del camino con aquel río infernal pisándonos los talones. Cuando ya estaba perdido alcanzado por unos de los tentáculos del monstruo…de súbito desperté.

CAROL ROMERO 



sábado, 29 de marzo de 2014

POEMAS DE AMOR

EXTASIS
Que suaves son tus pies
subir por tu cintura,
sentir el sabor de tu boca

Quiero quitarte el  aliento,
decirte te amo,
besarte los  ojos,
me gusta tu mirada sutil.

Acariciarte en silencio,
robarte la razón y
hacerte mi prisionero
bien cerca del corazón.
  












ERES
Eres inalcanzable y sin embargo
 te deseo
Con las fuerzas de nunca haber deseado

Deseo tus ojos de felino
Tu boca tan sensualmente trazada
Tan traicionera
Deseo tu piel tan suave
Tan agresiva
Deseo tus manos
Recorriendo mi cuerpo
Deseo tu cuerpo moldeado por el amor
Tan arrebatado

Deseo oír tu voz
Ver tus ojos cerrados
Respirar tu aliento
Probar el sabor de tu boca
Deseo morir en tus brazos
Para renacer luego
En definitiva te deseo todo
Amor, mi amor.

 IDILIO
Al nacer la aurora,
la luz cristalina pura,
Juega con tu cuerpo de sueños,
Dibujando rectas y curvas,
Cuevas y rectas.

Al nacer la aurora,
Las gotas de roció besan tus pies,
Mojan tus cabellos,
Te sumerges o dioses
En el éxtasis profundo,
Del dolor y del placer.

Cuando la brisa matinal,
Golpea tu rostro o lo acaricia.
Cuando la lluvia te moja y te baña,
Cuando el fuego te abraza y te quema,
Cuando gritas o susurras,
Cuando lloras o ríes
Cuando besas o lastimas.

Oh dulce fuego de tu sangre,
Que me abraza,
Que me quema,
Al latir de tu corazón.

Allí estabas, en la arena,
Bañado en esa sangre matinal,
Arropado de luz y de agua,
De  fuego y de viento,
De lágrimas y de risas,
Un autentico ángel,
del placer.









¡COMO QUISIERA!
Ante las puertas del suplicio
Me encuentro, cuando miro tus ojos
Huracanes indomables
De desiertos vírgenes

Nunca agua calma fue tu mirar
Esa inquietud
Es lo que me embriaga

Nunca suave miel fueron tus labios
Sino cristales de fuego
Restos de algún sol lejano
Esa pasión es la que me seduce

En el dulce escalofrío del éxtasis
O en el néctar de la posesión
Cual bello cielo venusiano
Apareces, te veo, desapareces
Eres le estrella que marco mi vida
Mis sueños, mis desvelos

Se que en algún rincón
Del universo se te encuentra
En alguna galaxia
En algún sol
En el camino más vertiginoso,
Más excitante

Buscando tu lugar de origen
Con gran afán tus raíces
Ahí estas cuando desapareces
Cuando no te encuentro
----------------------------------
Como quisiera robado tu primer suspiro
Y el último cuando suceda

Como quisiera robar el rocío
Que la aurora deja caer en tu cabello

Como quisiera saber
En que fuente de fuego te bañas
Quisiera que mueras y renazcas
En mis brazos

Que fueras solo mío
Y que no desaparezcas
Para en algún rincón del universo
Beber uno a uno tus besos.

 A Ti
Coral negro, te llamaban.
De ti lo que mas recuerdo es tu cabello
Espeso como la noche que me amaste,
En aquella playa.

Bajo tus besos aprendí del amor,
Bajo tus manos, sintió mi piel
El despertar de una  flor matutina.

Arrastrada por tu instinto salvaje,
Casi bebo tu sangre,
Casi devoro tus besos.

Tu cuerpo y tu fuego eran míos
Guerra de morir o amar
Amarte era mi meta.

Tu guerrero del escuadrón
Del amor,
Dios del placer,
Hombre sobrenatural,
Que perdido de ensueños,
Te rendiste ante mí.
A sabiendas de perder.

Yo reina de la noche,
Te envolví en mi hechizo,
Tú no quisiste ganar,
Yo no supe perder.









TU NOMBRE
Tu nombre suena en mis oídos,
Tu nombre cuando te nombro,
En silencio en las noches,
Tu nombre es deseo,
Deseo de amarte.

Tu besos quisiera yo,
Tus besos cuando te beso,
En silencio en las noches,
Tus besos son pasión,
Pasión por besarte.

Tu manos deseo y,
Tus  manos y las mías,
En silencio en las noche,
De las manos.

Tus suspiros quiero yo, para mí,
Tus suspiros cuando suspiro,
En silencio en las noches,
Suspiramos.

Tu ser entero quiero amar,
Tu ser entero sin excepción,
En silencio en las noches,
Uno para el otro.

Porque estas lejos,
Porque eres lo prohibido,
Del silencio de las noches,
Que prohíbe.

COMO SUEÑO...
Como sueño con tus besos
Como sueño con  algún día
Poder besarte

Como sueño con tus caricias
Como sueño con algún día
Poder acariciarte.

Como sueño con tu amor
Que algún día
Tú me ames


Como sueño con tu boca
Como sueño con que algún día
Sea mía.

Porque no necesito besarte
Porque te beso con el alma

Porque no necesito acariciarte
Porque  te acaricio con los ojos.

Porque no necesito que me ames
Basta con que yo lo sienta

Porque  no necesito tu boca
Porque es mía sin besarla


Porque te amo
No puedo olvidarte
Porque ardo de deseo cuándo te veo

Porque eres de otra
Porque soy de otro
Porque somos infieles
Con el alma y con los ojos.

ANGEL
Tu sabes que te hablado,
De pasión y deseo,
Pero entre tanto fuego,
Existe una llama de amor.

Eres fuerza, agua y luz,
Eres refugio de pasión.

A ti que huyes,
Si llego a tocarte, 
Tú que te desvaneces...

Que si llegara a tocarte,
Sería llama de tu llama,
Y carne de tu carne,
Como al principio,
Hoy y siempre.

Si llegara a robar de tu boca,
 esos besos azucarados,
Ceniza al viento sería.
Más nunca podré besarte
Porque de ser así moriría.











SOY TUYA
Duerme en ti, voz del universo,
En el rincón mas profundo de tu,
Alma, aquella noche.
Aquella noche que junto a la playa,
Nos amamos.

Llorando, aquel amanecer, nos despedimos,
Hoy, estrella fugas, hoy más que nunca
Te recuerdo.

Tu recuerdo es azul y rosado,
Tu recuerdo me envuelve, me mima,
Me protege.

Hasta el altar del cielo elevas tu canto.
Donde las ninfas del sol bailan,
al amanecer.

Aquella noche, a tu lado, bebí,
Del cáliz de plata del pecado,
Dulce veneno que cubra mi piel,
Mi cuerpo, mi alma.

Olvidarte no he podido, porque
Aquella noche y para siempre,
Con tu hábil calor y tu belleza,
Salvaje, impresionantemente sensual,
Me hiciste tuya.
   
POEMA DE AMOR
Escríbeme un poema de amor
Y dime que me amas
Escríbeme un poema de amor
Que evoque tu tierno rostro

Escríbeme un poema de amor
Que hable de tus manos
De tus caricias del abrazos
De aquellos que en lo malos momentos son contención
Y también de los del deseo y la pasión

Cuéntame de tus cabellos, cascada morena
Corona de tu belleza
Abre el corazón y vuelca en las letras tus sueños

El más bello poema de amor eres tú
Por esto escríbeme un poema de amor y dime que me amas.

EL DESIERTO
Te vi sentado en las piedras
El viento del norte ondeaba tu cabello
A tus pies arena
Sobre tu cabeza cielo
El sol de la tarde ya se apagaba

No escuchaste mis pasos
La soledad nos rodeaba
A lo lejos los confines de la tierra

Las piedras quedaron solas
Tus pasos alejándote no se escuchaban
El viento ondeaba mi cabello
A mis pies arena
Sobre mi cabeza cielo.









TE DARÉ LA VIDA
Vi tus ojos y eran oscuros
Toque tus manos estaban tibias
Tus cabellos mojados

En el lecho de tu enfermedad
A tu lado la luz titilante
Yo debía mantener tu vida
Aunque sabia que día a día morías un poco
De tus ojos el brillo de la vida
No se había aún perdido

Tu vida nunca supe
A tus treinta y seis años
Morías en mis brazos

Tus ojos oscuros se cerraron
Tus manos estaban frías
Tu cabello se había secado

SILENCIO
El camino polvoriento
Ascendía por la colina
A su orilla se secaba el pasto
Realmente no conducía a nada
Y nada me esperaba en su fin

No se veían árboles
No había ruidos
Caminar bajo el sol
Sin embargo no cansaba

Nunca subías la colina
Por mas que caminaras
Hacía falta lluvia
Falta el aire fresco
¡Si pudiese llegar al final del camino!

Es que tampoco tiene comienzo
No sabes de donde vienes
Ni adonde vas pero caminas sin cesar.






NOCHES

Cuando En las noche oscura,
Miro las estrellas,
Un frío leve me recorre las manos.

Cuando en la noche clara,
Miro la luna,
No sé que me pasa,
Pero siento mi cuerpo,
Esparcido en la playa.


VEN...
Ven a mi lado.
No me importa como, pero ven...
Ven aunque seas de agua clara y dulce,
Aunque seas aire cálido y sereno,
Tierra fértil o fuego.

Yo soy de agua clara,
De aire sereno, de tierra fértil,
Y de fuego.
  

FOTOGRAFÍA Y POESÍA CAROL ROMERO

























































miércoles, 12 de marzo de 2014

EL PREJUICIO VS LA NO DESCRIMINACIÓN

RECURSO: CUENTO
Manuela
Esa mañana  la vimos llegar a nuestra escuela, hubo algo de ella que no nos gusto pero no sabíamos que era. Natalia la fashion se fue para un  rincón a charlar con sus amigas que la apoyaban en todo y  miraban a Manuela de costado.   
Pedro el gordo, que era muy bueno atajando penales, por eso en el equipo de futbol siempre iba al arco se retiró para otro lugar del patio y con el todos los varones.  La única que fue a recibirla fue Andrea nuestra maestra. Le preguntó como se llamaba y la acompañó hasta el salón.
Ahora que ya estamos en 6º y que hace 2 años que Conozco a manuela me pregunto ¿ que no nos gusto de ella?  y confieso me da un  poco de vergüenza.
Cuando la vimos llegar la traían sus tíos en un carro tirado por un caballo, sus tíos eran hurgadores. Juntaban en los contenedores de nuestra ciudad, cartones, vidrio, plástico que después clasificaban y vendían. Manuela vivía en un asentamiento donde no tenían luz eléctrica por eso tampoco tenía televisión.
Para nosotros era increíble que alguien no tuviera  televisión, así que creíamos que la vida de manuela era muy aburrida.
Pero nos equivocábamos cuando le preguntamos qué hacía en su tiempo libre ella nos dijo que inventaba historias: su tía le había hecho una colección de muñecas  de trapos. Manuela las   sentaba todas en filas y le daba clase como si ella fuera la maestra. Además  antes de acostarse a la luz de un farol a gas o velas su tía le leía un cuento, cuentos que ella inventaba y escribía.
Manuela siempre venía limpita, con ropa vieja y remendada a veces pero limpita porque como decía su tía - ser pobre no es una excusa para ser sucio-.  Su moña estaba siempre planchadita al igual que su túnica, su tía ponía aquellas  viejas planchas de hierros sobre una garrafa para calentarla y plancharle la ropa.
Una vez con Juan y el gordo decidimos salir a ver donde vivía Manuela, nos metimos por un camino de tierra y entre muchas casitas juntas de diversos materiales encontramos la de Manuela era como las otras, en parte de bloque, chapas y algún cartón duro o retazo de compensado tapando las aberturas. Ahí fue cundo nos dio más vergüenza acordarnos que  cuando llegó no la recibimos bien tan solo porque la traían a la escuela en un carro y vivía en un asentamiento.
Entonces empezamos a acordarnos de todas las cosas buenas de Manuela, las historias que nos contaba, como siempre traía los deberes, y hasta cuando compartía los bollos de limón con nosotros. Entonces concluimos que Manuela era una niña genial. 
CLASE: Multigrado
ÁREA: Lengua-lectura
CONTENIDO: Predicción-inferencias- información explicita e implícita
PROPÓSITO: Favorecer las inferencias sobre el texto a través de la predicción
Propiciar la identificación de información explicita e implícita
ACTIVIDAD: La actividad se trabajará con el cuento “Manuela”, se escribirá el titulo en el pizarrón y se pedirá que los alumnos digan quién puede ser Manuela. Se hará una lista en el pizarrón de lo que dicen los niños. Posteriormente se irán  entregando partes del cuento y planteando preguntas orales, a medida que se avanza en la lectura del texto como:
1)    Quién era manuela? Corroboramos la hipótesis escritas en el pizarrón
2)    ¿por qué hubo algo de Manuela que no les gustó?
3)    ¿En que medio de transporte venía a la escuela?
4)    ¿Cuando comenzó la escuela Manuela?
5)    Predecir ¿Qué hacía en su tiempo libre? A ¿Qué jugaría?

6)    ¿Qué valor o "antivalor" aparecen reflejados en la historia?

CLASE: Multigrado
ÁREA: Lengua- escritura
CONTENIDO: Registro de información
PROPÓSITO: Propiciar un registro sobre las inferencias realizadas en base al cuento “Manuela”
ACTIVIDAD: Registra en forma de lluvia de ideas, las características de manuela, sus compañeros, la escuela, el barrio u otros elementos que se te ocurran que sean importantes para el cuento.

lunes, 19 de marzo de 2012


video
CASCADA MORENA
SER POETA
Ser poeta es ver en otoño las rosas marchitas
Y tener el poder de revivirlas.
Ser poeta es ser absurdo por creer que
El cielo es celeste
Y no lo cubre ninguna nube.
Es ver las golondrinas en invierno
Y esperar su regreso al final de la primavera.
Es conocer el corazón de las personas,
Descubrir secretos.
Velar por los que no Han nacido,
Y recordar con calor a los que ya murieron.
Es no creer en los imposibles
Descubrir velos, causar sueños.
Confiar en el corazón,
Largar una sonrisa al viento.
Exponerse al mundo de seres insensibles.
Ser fuego en el mar y
Agua en el desierto.
Ser quijotescamente locos
Pobres ilusos soñadores
Que le cantamos a la vida
Y creemos en la inocencia.

EL ÉXTASIS DE LAS LETRAS
Cuando nace un poeta,
Nace una flor.
Cuando vibra el corazón
Y fluye en las letras
Nacen versos y mundos.
En esos mundo
Benditos los que los habitan.
Los poetas, los escritores,
Quienes alguna vez sintieron
En su sangre correr la literatura.
Quienes vibraron en una hoja en blanco
Y volcaron en ella el corazón.
A ellos evoco…
Me emociono,
Lloro,
Lo vivo.
El éxtasis de las letras
Grande es quien lo vive.


SEÑORA

(A mi abuela, Sra María Magdalena Rabino)


Señora, señora

 Yo a usted la amo.

Sus manos arrugadas y

Su blanca cabellera.


Amo sus concejos y arrullos.
Las palabras dulces…
Y amo su locura, sus miedos
Sus dolores y sus errores.

Amo su cuerpo  viejo
Y su espíritu joven.
Amo su presencia
Y sus ausencias.

Señora yo la amo,
Porque supo ser madre dos veces.
Por su vocación y anegación

Señora yo amo,
Por su transparencia
Y sus misterios.
Por ser mi ejemplo y modelo.
Este segura que la amo.



FLORES EN EL ALMA

Beso de nube,

Beso de sol,
Dos flores en el alma,

Tú, amor real,
Árbol frondoso,
Protección y guía
Bésame junto al mar
Llévame en tus alas
Hazme refugio en tu alma.

Tú, amor de ensueño

Que llenas de ilusión mi amanecer,
Pozo profundo
Endulza mis pensamientos
Perfuma mi vida.
Alegra mi corazón.

OTOÑO



Hojas de fuego,
Movidas por el viento
Que acarician mi alma
Y regocijan mi corazón.
Lamas eléctricas,
Mariposas llameantes.
Chispas de cielo.
Mi sol interior,
Brillante espacio.
Hojas al viento.

ROSA

Hermosa, como gotas de rocío.

La candidez de tus pétalos

dame cada mañana.

Deja que los rayos de sol te bañen de blancura

Besa mi alma, cada amanecer.

Acúname en tu pureza,

déjame ser parte de tu ser.


POETISAS DE LA PATRIA

Una noche de luna plateada,
dos ninfas me visitaron.
Ninfas de velo rosado, velo de novia.

Con versos Homéricos en la manos,
flores blancas en el cabello.
Sublimes, hermosas.

Para que nunca olvidemos las mujeres,
que en nuestros corazones apasionados,
existen Juana y Delmira, las ninfas de mi patria,
con un verso enamorado.


DOÑA PRIMAVERA
Primavera verde
De flores azules
De sol amarillo
De cielos celestes.
Cometas multicolores
Adornan setiembre
El viento entibiado
Más arriba las mece.
Ella, la coqueta
Ha extendido en los campos
Su larga cabellera verde
Y coronado de flores
Su belleza renovada.

GRACIAS
Hace unos años,
Desde los cielos Dios me hizo un regalo,
y a mi puerta golpearon dos señoras
desconocidas.
Trayéndome entre sus manos
la verdad divina.
Existe un Dios me dijeron
al que su nombre de los libros
los hombres borraron.
Un Dios bueno y amoroso
al que su hijo le mataron.
Es el Dios de Israel
él que llaman Jehová...
Cuyo hijo es Jesús
él que por ti su vida dio.
No le importó la carga de tu pecados
el vino a liberarte.
Si tu le recibes vida eterna él te dará.
Vivirás para siempre aquí en la tierra,
en su reino nada te faltará.
Ahora te llevo a ti este mensaje
glorioso, dador de vida...
Así tú se lo trasmites a tus semejantes...
Y no olvides de los libros su nombre borraron...
Y dio a su hijo para tu salvación.


LAGRIMAS DE CRISTAL

(A mi abuelo)
Oh hada de las fantasías
un compañero que la vida me presto
hoy me lo pidió de regreso
y al marcharse se llevo
todos mis desvelos.


Vida devuélvemelo,
cada lagrima una gota de cristal
cada sueño compartido
un recuerdo...

Las manos vacías me dejo
de sueños y desvelos.


Fantasías compartidas,

de complicidad llenábamos el alma
y a soñar nos lanzábamos
con personajes y héroes.


Cada uno esta en mis sueños
pero no estás tu,
y ellos sin ti no tienen espíritu.

En el baúl de los recuerdos los guardare
pobres creaciones inanimadas
hasta que tu regreses a infundirles
aliento.


CELESTE
Señora usted que tiene por nombre
El color de cielo
Sus ojos tejen hilos de ilusión
Sus sueños son los sueños que sacuden mi corazón
Sus brazos acunan la belleza toda
De ser y no ser una frágil criatura
Usted conoce el secreto de la vida
La experiencia le ha dicho que de amor
Todos debemos llenar el corazón
La soledad es fría me dijo usted
Pero un ángel de secretos milenarios
Me contó: que todos tenemos una llama
En el corazón que calienta los rincones
Más fríos de la vida
Usted teje hilos invisibles que realmente
Parece que nadie ve ¡nunca deje de tejerlos
Pues a todos nos harán falta!
Cuando mire el cielo recuerde
Que usted le robó su color
Y recuerde que en todos los corazones
Arde un llama que aunque las lagrimas
Opacan, nunca, nunca la apagan.

UN DULCE VIEJECITO.
¡Estamos en otoño!
Y el otoño
es dulce,
Cruje el oro seco
Caído de los arboles bajo nuestros pies.
El viejecito otoño alimenta,
Con migajas de sol,
Mansas palomas blancas.
Los arboles rojos mecen,
En dulce canción de cuna,
Sus últimas hojas.
Gorros, bufandas y guantes,
Comienzan su desfile, en estos meses,
Despertando de su sueño de verano,
De los calentitos roperos...
El viejecito otoño ya se va.
Ya se aleja,
Paso a pasito,
Con hojas rojas en las manos,
Y una banda de palomas en el hombro.

LA SEÑORA RUBIA
Un día conocí una señora,
Túnica blanca y sol en los cabellos,
Voz muy dulce y corazón grande.
Pregunte ¿quien es?
Me dijeron una maestra,
¿Tiene nombre de flor?,
Raquel, se llama, me dijeron,
¿Cómo que no tiene nombre de flor?
Si es todo perfume,
Y observarla deleita.
Su vida esta llena,
De sabiduría y experiencia,
Sus ojos develan,
Infantil ilusión.
¿Ilusión? Me dijeron,
Si les conteste,
Ella siembra semillas,
En nuestros corazones,
Y espera con ilusión,
que broten.
Es solo una maestra, me dijeron,
Una señora maestra, respondí,
Una esperanza,
Un espíritu que engendra libertad,
Es mi maestra...
La que sembró una semilla en mí,
Y espera ver un árbol,
lleno de flores y frutos.


CARTA A MIS ALUMNOS
Desde hace años sueño sus caras
Los veo enfundados en blanquísimas Túnicas que las adornan moñas azules
Los veo aprendiendo historia, geografía
Lenguaje, gracias a el
Les puedo dirigir estas palabras
Los veo soñando mundos
Llenos de vida y color
Siento el calor de sus manos en
La ronda
Cantando con voz tan cristalina
Robada de la brisa.
Son grandes primaveras verdes llenas de
Flores y mariposas
Sus sueños son los sueños que
Alimentan mi corazón
Yo les quiero contar
De nuestros antepasados
Por el bien de nuestros hijos
Les hablaré de montañas y llanuras
El la primavera renacen los árboles
Y hacen su nido los pájaros
Esperando sus crías para enseñarles
Sobre la vida
Les diré que la vida es hermosa
Pero que tiene oscuridades
Pero que nuestro corazón
Es capaz de alumbrarla
Tengo el corazón abierto para recibirlos
Y las manos llenas de ternura y amor
Amor, de el les hablaré
Les diré que frente a lo que muchos dicen
Es lo que nos mantiene con vida
Y permite hacer lo que yo sueño...
Enseñar.

SOY TUYA
Duerme en ti, voz del universo,
En el rincón mas profundo de tu,
Alma, aquella noche.
Aquella noche que junto a la playa,
Nos amamos.
Llorando, aquel amanecer, nos despedimos,
Hoy, estrella fugas, hoy más que nunca
Te recuerdo.
Tu recuerdo es azul y rosado,
Tu recuerdo me envuelve, me mima,
Me protege.
Hasta el altar del cielo elevas tu canto.
Donde las ninfas del sol bailan
al amanecer.
Aquella noche, a tu lado, bebí,
Del cáliz de plata del pecado,
Dulce veneno que cubría mi piel,
Mi cuerpo, mi alma.
Olvidarte no he podido, porque
Aquella noche y para siempre,
Con tu hábil calor y tu belleza,
Salvaje, impresionantemente sensual,
Me hiciste tuya.

VEN...
Ven a mi lado.
No me importa como, pero ven...
Ven aunque seas de agua clara y dulce,
Aunque seas aire cálido y sereno,
Tierra fértil o fuego.
Yo soy de agua clara,
De aire sereno, de tierra fértil,
Y de fuego.

NOCHES
Cuando en las noche oscura,
Miro las estrellas,
Un frío leve me recorre las manos.
Cuando en la noche clara,
Miro la luna,
No sé que me pasa,
Pero siento mi cuerpo,
Esparcido en la playa.

QUERIDO
No pretendas ser lo único en mi vida
Pretende ser el único
No pretendas que viva para ti
Pero puedo compartir mi vida contigo.
No te pido que sueñes conmigo
Sino que compartas tus sueños
No quiero que pienses por mí
Piensa conmigo.
No quiero llorar por ti
Quiero llorar contigo
En fin no mueras por mí
Muere conmigo.

EL CASTILLO DE PÍRIA

Al entrar al castillo me invadió el aroma del tiempo….lugar de tantas leyendas. De carruajes y cascos de caballos por el empedrado.
Su presencia, la presencia de la leyenda atravesando pasillos y salones, inundándolo todo.
Su estructura, cada piedra un manojo de historia que ignoramos.
En mi mente llevare el aroma de los años, la música del tiempo que sentí hoy cuando entre al Castillo de Píria.





Esperanza

Oh tristeza, oh dolor. Cada noche llamas a mi puerta sembrando muerte y desazón. 

Las lágrimas poco a poco como manantial brotan. Caballo desbocado  por mis mejillas, Haciendo pedazos mi corazón.

Este dolor tan profundo en mí alma, tan punzante.

Este miedo inmenso a perderte, este amor desmesurado que como una daga, me ha atravesado
Tu vida como una brasa poco a poco se extingue.
Los días del ayer, las alegrías pasadas, tus concejos, tus enseñanzas.
Tu voz agridulce, tus recuerdos, los míos. Cuando de ternura me llenabas el alma.
Cuando ya no estés, cuando yo no sea cuando este rio deje de brotar y se extinga el último aliento, habrá una esperanza. La esperanza eterna, el principio y el fin de todo. La gran promesa, de aquel que dice, “Yo resultare ser lo que resultare ser”.



Carol Romero